Un proceso de alianzas para hacer frente a un mundo competitivo


El pasado mes de noviembre finalizó el curso “Estrategias de integración del inmigrante para el autoempleo” con la celebración de la “III Jornada de Sensibilización y Motivación EMPRENDE-TE TU MISMO”, celebrado en Valencia en el marco del proyecto RED RILAI (Red de Integración Laboral para el Autoempleo de Inmigrantes).

Cuando a mi esposo y a mí nos llegó la invitación para asistir a un curso en el que nos ofrecía herramientas con las que poder afrontar mejor el futuro de nuestro pequeño comercio de alimentación étnica, africana y latina, no nos lo pensamos dos veces.

La verdad es que un inmigrante que, en plena crisis económica, opta por la alternativa del autoempleo y consigue cumplir sus obligaciones, tanto con la Seguridad Social como con el pago de impuestos, gastos y demás dificultades consiguiendo mantenerse en el mercado laboral, no solo es un héroe, sino que además no puede rechazar, si se lo ofrecen, un lugar donde buscar nuevas ideas imaginativas y coherentes que le ayuden a seguir a flote. ¡Y ahí estuvimos!

Todo empezó con un curso de “coaching motivacional”. ¿Qué era aquello que nos puso a jugar como si fuéramos niños a aquel grupo de gente que se formó tan heterogéneo, con situaciones personales tan diferentes, con edades tan distintas e incluso de tres continentes? Pues aquel endiablado “coaching” resultó ser algo tan potente que en dos días ya hablábamos entre nosotros como si fuéramos amigos del “cole”, creando una ligazón que sería bueno que no se perdiera en el futuro.

Lo mejor fue que aprendimos algo de gran valor individual, aprendimos a mirar para adentro. Los profesores, Gonzalo y Ana, nos enredaron a compartir, una buena práctica para enfrentarnos al futuro en la sociedad que nos ha tocado vivir, tan paradójica que cuanto más colectivista se vuelve, más insolidaria se muestra. Esta cohesión puede ser un paso más de integración en este ambiente que conforman las sociedades abiertas.

Pero el curso de coaching nos sirvió para algo más. Nos subió el dial de la autoestima, imprescindible cuando te lanzas a gestionar por ti mismo una actividad comercial. Cada uno de los asistentes, con su “idea” de negocio, con su sueño sobrevivencial en la cabeza, tomamos conciencia de que aunque el éxito no esté asegurado para nadie, estábamos recabando herramientas para sacar de nosotros mismos nuestra propia potencialidad. ¡Uf, a ver si nos acordamos del “coaching” cuando nos fallen las endorfinas!

Desde aquí invito a mis entrañables compañeros a que también lo hagan pues, como aprendimos, para alcanzar cualquier pequeño objetivo tendremos que dar pasos largos, muy largos. También les invito a ponerse en marcha y a que no olviden la herramienta informática que la “Red Rilai” pone a nuestra disposición para compartir y expandir nuestras experiencias de futuro.

Nada habría sido posible sin las enseñanzas sobre marketing y creación de una empresa del profesor Leonardo Carrillo, cuyos consejos nos encauzaron para plasmar, negro sobre blanco, la idea individual de cada uno, es decir, su proyecto de negocio y nos mostró como elaborar nuestra propia estrategia competitiva.

Cuando finalizó el curso, si más no, nos habíamos conocido un grupo de personas que podemos poner en común nuestra inteligencia colectiva y aunar esfuerzos para ver la forma de que nuestras pequeñas economías informales puedan crear una red que las cohesione y proyecte, contribuyendo así a construir, además de un futuro, un presente.

Pepa Ruiz
Compartir en Google Plus

About Asociación Por Ti Mujer

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentar en este sitio
    Comentar en Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario