6 señales de alarma que indican que tu modelo de negocio no funciona


Tú partes de unas hipótesis, que debes probar cuanto antes en una muestra de potenciales clientes. Que pienses que puede funcionar no quiere decir que funcione.

Lo bueno de un modelo de negocio es que te permite dibujarlo y a partir de ahí determinar qué palancas tocas. Te permite definirlo en el tiempo y reflexionar sobre cada una de las piezas, porque de vender un coche a un renting son modelos de negocio distintos aunque el valor que estás aportando sea un coche y según cómo lo enfoques tendrás modelos diferentes. Ese diseño y reflexión estructurada te permite tocar diferentes palancas y descubrir también diferentes modelos de negocio. Lo ideal es que cuando tengas más o menos diseñado tu modelo de negocio lo valides, porque está basado en hipótesis. Y para validar esas hipótesis sobre las que se está construyendo nuestro modelo de negocio, lo ideal es bajar al mercado, es decir, hablar con clientes para saber qué opinan, con expertos en el mercado en el que vamos a operar, etc.

¿Cómo están creciendo tus usuarios y tus clientes? ¿Realmente, estoy incrementando ventas o estoy perdiendo? ¿Funciona el modelo que he elegido? Si tu modelo ingresa dinero desde el primer día y las cosas no van bien o dejan de ir bien, notarás la ralentización enseguida. Si tu coste de adquisición de clientes es muy elevado y la venta que provoca al final es muy baja, es señal de que no tienes suficiente mercado. Si, por ejemplo, sondeas a 50 personas de tu público objetivo y consigues cero ventas o una y ves que esa venta te ha costado mucho.

Hemos preguntado a expertos en creación de empresas, y nos han señalado estos seis puntos débiles en los modelos de negocio que no funcionan:

1.- La primera señal es no haber hablado con ningún cliente potencial antes de salir al mercado.

2.- Cuando dices a menudo: "Aún no tenemos claro de cómo ganaremos dinero, pero cuando tengamos suficientes usuarios empezaremos a ganar dinero".

3.- Otro toque de atención consiste en las 'seguridades', es decir, cuando alguien está muy seguro de cómo va a ganar dinero y sabe que esa es la única forma de ganarlo y cuando se apega a esa idea inicial tienes muchas posibilidades de dártela, cuando sabes que tendrás que iterar constantemente.

4.- Otro aviso reside en preocuparte mucho de los costes y poco de cómo vas a generar los ingresos, que es una de las claves del modelo de negocio.

5.- Otro punto de atención consiste en no haber pensado bien cómo va a conseguir clientes. Esa es la gran pregunta. Ha debido probar muy bien que el canal que va a utilizar existe y funciona y eres capaz de atraerlos. Probar es maravilloso, pero como no somos ricos, primero hay que pensar quién es tu early adopter o usuario visionario con el que vas a comenzar a trabajar y a quien le va a salvar la vida con tu producto. Vamos a probar si le hacemos feliz con nuestra propuesta de valor. Y cuando lo haya probado suficientemente ya habrá tiempo de ampliar el rayo láser para disparar a más potenciales clientes.

6.- Otra alarma muy importante consiste en fijar el foco demasiado previo en la optimización del modelo. Por ejemplo, cuando el equipo fundador es muy técnico y se tiran meses diseñando una infraestructura de servidores para cuando esto crezca suficiente o se empeñan al principio en que la aplicación sea demasiado robusta, etc. Y otro supuesto es cuando el equipo no es técnico y están obsesionados con los márgenes, los costes, etc. En ambos casos, el objetivo del diseño de tu modelo al principio es aprender y no optimizar, porque si te enfocas demasiado pronto en optimizar el poco dinero que tienes lo vas a agotar muy rápidamente.

Fuente:  Emprendedores.es
Compartir en Google Plus

About Asociación Por Ti Mujer

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentar en este sitio
    Comentar en Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario